//Abrir redes sociales en una ventana nueva

Cuando nos enfrentamos a la prueba practica para obtener el permiso de conducción. nos sentimos presionados por el entorno, el coche y el examinador. Esto hace que cometamos errores y fallos del examen práctico de conducir. que son fáciles de corregir si somos conscientes de ello.

El examen de conducir de la DGT

Iniciamos el examen práctico de coche con el vehículo con el que previamente se ha examinado otro alumno. Los nervios nos hacen olvidar que tenemos que adaptar tanto el asiento como los retrovisores a nuestra medida y una vez hechos los ajustes, ponerse el cinturón, si nos olvidamos de ello cometemos el primer error del examen.

Hemos iniciado la marcha, estamos atentos a la circulación y a las instrucciones que nos va dando el examinador, no entendemos lo que nos ha pedido, nos ponemos nerviosos y rectificamos. Aquí tenéis el primero de los fallos del examen práctico. En su lugar, es mejor seguir y no hacer la maniobra indicada que tratar de hacerla corrigiendo.

Las rotondas son el quebradero de cabeza de todos los principiantes. ¿Es tan difícil?, pensemos, ¿Cuál es el problema, entrar o salir? Cuando entramos la regla de oro es que tienes que dar preferencia a todos los que ya circulan en ella, cuando sales debes hacerlo siempre por el carril exterior. Fácil ¿verdad?

El asunto se complica cuando los conductores que te vas a encontrar en el examen no respetan estas reglas. Te encontrarás que se hacen salidas desde el carril interior, ¿Qué debes hacer si te pasa eso?, pues como no puedes cambiar la conducta de los demás, cédeles el paso como hacemos los demás todos los días. De otra forma, no solamente suspenderás, sino que, además, tendrás un accidente.

 

Errores en el examen práctico de coche

Tenemos claro cuáles son las indicaciones habilitadas para el tráfico, como señales y postes de información, sabemos lo que significan. Sin embargo, lo que suele pasar es que el tiempo de reacción entre la identificación de una señal y la respuesta que debemos dar a ella es demasiado largo cuando estamos bajo la presión del examen. Así, la respuesta ante las indicaciones se convierte en otro de los fallos del examen de conducir ¿Cómo podemos corregir esta situación?

En primer lugar, dando prioridad según el tipo de señal, sobre todo a aquellas que son de obligación y de prohibición, baja la marcha, respira, recuerda y actúa.

Las paradas y los estacionamientos también forman parte de los errores del examen práctico más frecuentes. De hecho, suelen ser una de las causas por las que no se aprueba el examen. Aun así,  tengo que decirte que, si te has tomado en serio las clases y practicado lo suficiente, no será tu problema.

 

examen de conducir dgt

Resultados del examen de la DGT

Si esto lo tienes claro, las probabilidades de superar la prueba y conseguir buenos resultados de examen práctico de la DGT son muy altas.

De esta forma, solo quedaría otra causa que hace suspender a muchos: Olvidarse de la velocidad a la que se conduce. Es uno de los fallos eliminatorios del examen práctico que parece más injusto a los aspirantes a conductores

Sin embargo, como has leído este post, ninguno de estos fallos serán tu problema, ya que a partir de mañana practicarás constantemente el control de la velocidad de tu vehículo en cada una de tus clases, así como el resto de fallos del examen de conducir que más se producen.

En Movilidad Merinero hacemos que te sientas seguro de lo que te hemos enseñado. Confía en nuestra experiencia.

WhatsApp Chat

Pin It on Pinterest

Share This